Menús de configuración en el Panel de Administración

No te quedes sordo
Consejos útiles para proteger nuestra audición

Hay una canción que nos mueve el corazón, hace que la podamos corear con un sentimiento verdadero, que hace que involuntariamente movamos nuestra cabeza y seguir el ritmo con nuestros pies. Subiré el volumen a esa canción me encanta. Esta es una de las frases más empleadas para tener inspiración al realizar tareas cotidianas, pero pasar más allá del 60% del volumen y usar los auriculares por más de 1 hora es un problema grave, puesto que elevas la probabilidad de perder la audición. Al subir el volumen encontramos un mensaje igual a este:

Y aceptamos sin saber las consecuencias. Hoy te traemos consejos para evitar la pérdida de audición en diferentes entornos, tanto el laboral como en casa.

Solo basta que uses incorrectamente tu protección auditiva para quedar con daño permanente en tu audición, es importante saber cuáles son los excesos que llevan a la hipoacusia (pérdida de audición progresiva).

La pérdida de audición es una de las enfermedades laborales más comunes y lastimosamente la mayor ignorada en nuestro ambiente de trabajo o personal. 

El uso de auriculares en nuestros radios de intercomunicación, teléfonos y obviamente en nuestros móviles, ha causado que nuestra juventud actual sufra de pérdida de audición temprana.

LO QUE SE VA NO REGRESA

Eso decía mi madre, y para esta enfermedad de la hipoacusia es un factor clave entender que si afecto mi oído interno perderé progresivamente la audición. Por ello debemos de tener mucho cuidado con nuestros oídos, y la protección auditiva que vamos a utilizar.

Uno de cada 10 americanos sufre una pérdida de audición que afecta su habilidad de entender el habla normal. La exposición al ruido excesivo es la causa más común de la pérdida de audición. Algunos trabajadores con pérdida de audición prolongada han desarrollado maneras de adaptarse a la aparición gradual de la enfermedad. El efecto del ruido es verdadero y puede ser devastador. Los trabajadores quienes también desarrollan tinnitus (zumbido constante en el oído) pueden encontrar esto inaguantable.

Lo que es necesario destacar es que no importa su nivel actual de pérdida de audición, nunca es demasiado tarde o demasiado difícil prevenir daño adicional. Los trabajadores quienes ya tienen pérdida de audición severa, tienen aún mayor razón de salvar la audición que les queda. La información siguiente debe proporcionar abundantes razones para atacar los peligros del ruido en el trabajo y en la vida diaria.

Preguntas frecuentes

El oído tiene tres partes principales: la oreja, el oído medio, y el oído interno. La oreja (la parte que se ve) conduce al canal auditivo. El tímpano separa el canal auditivo del oído medio. Pequeños huesos en el oído medio ayudan a pasar sonido
al oído interno. El oído interno contiene el nervio auditivo, el cual lleva al cerebro.

Cualquier fuente de sonido envía vibraciones o ondas de sonido al aire. Estos pasan por la entrada del oído, por el canal auditivo, y pegan contra el tímpano, causándolo a vibrar. Las vibraciones se pasan a los pequeños huesos del oído medio, los cuales los pasan al nervio auditivo del oído interno. Aquí́, las vibraciones se convierten en impulsos de nervios y van directamente al cerebro, el cual interpreta los impulsos como sonido: música, un portazo, una voz, etc.

Cuando el ruido está demasiado fuerte, empieza a matar los términos de los nervios del oído interno. Al aumentar el tiempo de exposición al ruido fuerte, más y más términos de nervios se destruyen. Al disminuir el número de términos de nervios, también disminuye su capacidad de oír. No hay manera de restaurar la vida a los términos de nervios muertos; el daño es permanente.

Las personas son diferentes en sus niveles de sensibilidad al ruido. Como regla general, el ruido es capaz de dañar su audición si tiene que gritar sobre ruido en el fondo para que le oigan, el ruido le lastima los oídos, produce un zumbido en los oídos, o si tiene dificultad en oír por varias horas después de exposición al ruido.

El sonido puede medirse científicamente de dos maneras. La intensidad, o volumen de son- do, se mide por decibelios. El tono se mide por frecuencia de vibraciones de sonido por segundo. Un tono bajo, tal como una voz profunda o una tuba, hace menos vibraciones por segundo que una voz alta o un violín.

El sonido en el área de trabajo se puede medir con un sonómetro Tipo II (con precisión de un decibelio) y un calibrador de campo. Una alternativa menos costosa, pero menos precisa, es un medidor de nivel de sonido disponible como aplicación para teléfonos inteligentes.

La frecuencia se mide en ciclos por segundo, o Hercios (Hz). Mientras más alto el tono del sonido, más alta la frecuencia.

Los niños, quienes generalmente tienen la mejor audición, muchas veces pueden distinguir sonidos de aproximadamente 20 Hz, equivalente al tono más bajo de un tubo de órgano, hasta 20,000 Hz., tal como el chillido agudo de un silbato para perros que muchas personas no pueden oir.

Muchos expertos están de acuerdo en que la exposición continua a más de 85 decibelios es peligrosa. Protección auditiva es recomendada para sonidos de 85 decibeles o más.

Indudablemente. Los sonidos de impacto tal como los producidos por disparos y las prensas de estampado son particularmente dañinos para la audición.

El uso mayor de radios portátiles con audífonos puede ser uno de los responsables de este fenómeno.

Un zumbido en los oídos, llamado tinnitus, ocurre comúnmente después de exposición al ruido, frecuentemente llega a ser permanente.

Algunas personas reaccionan al ruido fuerte con ansiedad e irritabilidad, un aumento en el pulso y la presión arterial, o un aumento en ácido estomacal.

El ruido muy fuerte puede reducir la eficiencia en realizar tareas difíciles al desviar la atención del trabajo.

Si tiene que trabajar en un entorno excesivamente ruidoso, debe usar protectores. Debe usarlos también al usar herramientas motorizadas, equipo ruidoso de jardinería, armas de fuego, o al montar en motocicleta o moto nieve.

¿Cuáles son las Leyes sobre la Exposición en el Trabajo?

  • La exposición habitual al ruido arriba de 85 dB causará una perdida gradual de audición en un numero significante de individuos, y ruidos más fuertes acelerará este daño.
  • Para los oídos sin protección, el tiempo permitido de exposición disminuye a la mitad para cada 5 dB de aumento en el nivel promedio de ruido. Por ejemplo, se limita la exposición a 8 horas para 90 dB, 4 horas para 95 dB, y 2 horas para 100 dB.
  • La exposición máxima permitida para el oído no protegido es 115 dB a 15 minutos/día. Cualquier ruido mayor que 140 dB no se permite.

El uso de auriculares y su efecto en la audición

Causas, síntomas y medidas para prevenir la pérdida auditiva que provocan

Es increíble en el trabajo podemos estar protegidos al utilizar tapones auditivos, orejeras o estar bajo monitorización de un control de decibelios los cuales nos indican cuando hay que utilizar esta protección, pero en los últimas décadas mientras la tecnología avanza a pasos gigantes, nuestro cuerpo está sufriendo las consecuencias de tener hábitos que pueden causar la hipoacusia. Antes de llegar a nuestro trabajo o a nuestro hogar, la mayoría de personas inician su viaje escuchando sus canciones favoritas en su playlist especial para entretenernos y sentir el transcurso de nuestro recorrido más corto. El uso constante de los auriculares por tiempo prolongado y con exceso de volumen es la primera causa de pérdida de audición para el personal que no labora en ambientes con ruido. Estamos expuestos y no lo sabíamos; por el uso excesivo de los móviles y la exposición a volumen alto.
Cada vez estamos más conectados al móvil, la tablet y otros dispositivos electrónicos a través de los auriculares. De hecho, es muy frecuente entreverlos en las orejas de gran parte de las personas cuando vamos andando por la calle. Este hábito, que está tan interiorizado y nos parece tan inofensivo, en realidad puede perjudicar a la audición, provocando una pérdida irreversible de ésta.
¿Cuál es el motivo de este efecto adverso? ¿Cómo detectar una pérdida de audición? ¿Existen medidas para prevenir la sordera? Te explicamos por qué se producen estos problemas auditivos, y cómo se puede hacer uso más responsable de los aparatos reproductores de música, en especial cuando se escuchan a través de auriculares.

¿Qué efecto provoca escuchar música con auriculares?

Esta costumbre tan extendida puede tener un efecto dañino en la audición, ya que puede causar el envejecimiento precoz, si se usan continuamente. En concreto, esto ocurre porque los auriculares en general, y más especialmente los de tipo tapón, producen un deterioro de las células ciliadas, que están situadas en el órgano de Corti dentro de la cóclea del oído y son las encargadas de transmitir las señales al cerebro. Estas células internas se lesionan y degradan, lo que provoca la pérdida de audición.

Los especialistas nos explican que “estas células ciliadas internas son las encargadas de trasmitir las señales al cerebro, y pueden verse gravemente afectadas, sobre todo si somos usuarios habituales de los auriculares de tipo tapón. Cuando esto sucede, las células ciliadas se van degradando y se va perdiendo audición progresivamente”.

Jóvenes y sordera

A nivel mundial las cifras no son precisamente alentadoras ya que, según la OMS se calcula que 1.100 millones de personas entre los 12 y 35 años, están en riesgo de perder la audición por el ruido procedente de los dispositivos de reproducción de música y de otras actividades de ocio.

Además, se estima que, dentro de ese rango de edad, más 43 millones padecen algún problema auditivo que les incapacita por diversos factores como la exposición al ruido a niveles inadecuados.

¿Cómo prevenir los problemas de audición?

Nuestra especialista nos resume en dos las claves fundamentales con “la regla 60 y 60”, lo que significa:

  • 1 hora al día. No debemos sobrepasar más de 60 minutos escuchando música a través de auriculares.
  • 60 decibelios. Es nuestro tope, así que tenemos que oír la música por debajo, por el bienestar del oído.
 
Te compartimos a continuación una breve infografía para que te sirva de guía o recordatorio. Compártela con tus familares, amigos y compañeros de trabajo.
 
como proteger la audición

¿Quienes somos?

Somos una organización líder en el mercado, conformada por un equipo multidisciplinario con amplia experiencia en la capacitación de equipo humano, en todo lo realtivo a Seguridad Industrial, Salud Ocupacional y Bienestar Laboral.

Nuestros instructores cuentas con reconocidas acreditaciones nacionales e internacionales, que avalan sus conocimientos y trayectoria en el área.


San Francisco, PTY
+507 830-5927
info@safetyxpertise.com

¿Quién está en línea?

En este momento no hay usuarios online
Creado con Symvoli learning

Menús de configuración en el Panel de Administración

X