Menús de configuración en el Panel de Administración

Guía rápida para actuar en caso de quemaduras

Mitxi, es una joven madre de 20 años quien como todas las mujeres de su familia, tenía la costumbre de hervir agua en una olla y dejarla enfriando en el piso. Nunca antes había pasado nada. Sin embargo, la mañana del 6 de septiembre Mitxi salió de su casa a esperar el regreso de su hija de la escuela, pero el llanto desesperado de su hijo menor le hizo regresar corriendo.

El pequeño Justin, de solo 8 meses de nacido, había estado gateando curioso por la cocina como era su costumbre. Todo indica que el bebe intentó pararse apoyando su cuerpecito sobre la olla, y ésta se volteó. El agua caliente le quemó el pecho, la barriga, la espalda y la pierna derecha.

La madre del niño estaba desesperada, no solo por la reacción natural al ver a su hijo lastimado, sino principalmente porque no sabía cómo actuar. De haber tenido conocimiento sobre atención de quemaduras, las cosas habrían sido menos difíciles para ella y su bebe.

Quemaduras

quemaduras-primeros-auxilios

Una quemadura es un tipo de lesión de la piel u otros tejidos, producida por la acción del fuego y del calor, o por el contacto con productos químicos cáusticos o corrosivos. También puede ser causada por descargas eléctricas, por radiación o por fricción.

En Panamá, cada año aproximadamente mil personas son atendidas por quemaduras graves. Como referencia, según estadísticas del Hospital del Niño, son ingresados unos 500 niños al año afectados por quemaduras, siendo el 60% de ellos menores de 4 años.

La mayoría de los niños quemados están en edad preescolar, y sus accidentes son causados por falta de supervisión de los adultos cuidadores mientras cocinan, sobre todo en viviendas donde no existe una separación entre las áreas de la cocina y la habitación.

En el caso de los adultos, las causas más frecuentes de quemaduras en Panamá son: incidentes durante la quema de basura, descuidos en la cocina y accidentes laborales. Dadas esta estadísticas, es muy importante informase sobre los pasos a seguir para la adecuada atención de quemaduras, tanto en adultos como en menores.

¿Cómo prevenir estos accidentes?

Tomar estas 10 simples medidas, le ayudarán a reducir el riesgo de tener accidentes que puedan causar quemaduras:

  1. 1. Aleje a los niños de la cocina, y en caso de que no exista una separación entre la cocina y el dormitorio, coloque un corral con juguetes para mantener al niño alejado del peligro.
  2. 2. No cocine mientras cargue a un niño en brazos.
  3. 3. Los mangos y asas de las ollas deben apuntar hacia adentro, y siempre que se pueda use las hornillas traseras.
  4. 4. Los productos químicos tienen estar fuera del alcance de los niños, y los adultos deben tomar precauciones al usarlos.
  5. 5. Los tomacorrientes que no se utilizan se deben cubrir con una tapa de seguridad, un niño que introduzca un tenedor, una llave u otro objeto de metal en un tomacorriente podría provocar una quemadura eléctrica.
  6. 6. Mantenga los cables eléctricos fuera del camino para que los niños no se los lleven a la boca.
  7. 7. Reemplace los cables eléctricos dañados, frágiles o desgastados, y nunca instales cables por debajo de alfombras o tapetes.
  8. 8. No permita que los niños jueguen con fuegos artificiales o bengalas, ni cerca de ellos.
  9. 9. Guarde los fósforos y los encendedores bajo llave, y enseñe a los niños que estos objetos no son juguetes.
  10. 10. Mantenga las velas encendidas fuera del alcance de los niños, y apáguelas antes de retirarse de la habitación.

Tipos de quemaduras

Para saber cómo tratar a la víctima, y para informar apropiadamente a los servicios de emergencia, es importante saber que clase de quemadura tiene. Para ello, existen varias formas de clasificarlas:

Según la profundidad con que penetran la superficie de la piel

Quemaduras de primer grado (superficiales): Las quemaduras de primer grado afectan únicamente la epidermis, o capa externa de la piel. El sitio de la quemadura es rojo, doloroso, seco y sin ampollas. Las quemaduras leves del sol son un ejemplo. Es raro el daño de largo plazo al tejido, y generalmente consiste de un aumento o disminución del color de la piel.

Quemaduras de segundo grado (espesor parcial): Las quemaduras de segundo grado involucran la epidermis y parte de la capa de la dermis de la piel. El sitio de la quemadura se ve rojo, con ampollas y puede estar inflamado y ser doloroso.

Quemaduras de tercer grado (espesor total): Las quemaduras de tercer grado destruyen tanto la epidermis como la dermis, y pueden dañar el tejido subcutáneo. La quemadura puede verse blanca o carbonizada. La zona afectada pierde sensibilidad.

Quemaduras de cuarto grado: Las quemaduras de cuarto grado también dañan los huesos, los músculos y los tendones subyacentes. No hay sensación en la zona, ya que las terminales nerviosas han sido destruidas.

Según la extensión de piel que ocupan

Quemaduras poco extensas: Corresponden a esta clasificación las quemadura que cubren alrededor de un 1% de la superficie corporal total, puede ser de utilidad considerar la palma de la mano del accidentado como unidad de medida.

Quemaduras extensas: Son aquellas que ocupan más del 1% mencionado. Para determinar el nivel de gravedad se utiliza la denominada Regla de los 9 de Wallace. La misma divide la superficie corporal del adulto en 11 áreas, correspondiendo cada parte el 9% o un múltiplo de 9:

  • Cabeza y cuello son un 9%.
  • Cada extremidad superior: 9% (7% el brazo y 2% la mano).
  • Cada extremidad inferior: 18% (9% el muslo, 7% la pantorrilla y 2% el pie).
  • Cara anterior del tórax y abdomen: 18% (9% cada zona).
  • Espalda y nalgas: 18% (9% cada zona).
  • Genitales: 1%.
quemadura-Regla-de-los-9

En el caso de los niños, la distribución es un poco diferente:

  • Cabeza y cuello son un 18%.
  • Cada extremidad superior 9%.
  • Cada extremidad inferior 15%
  • Cara anterior del tórax y abdomen 18%.
  • Espalda y nalgas 18%.
  • Genitales: 1%.
Gravedad

De acuerdo a esta regla, una quemadura extensa es considerada grave, cuando afecta un 25% de la superficie del cuerpo en víctimas adultas, y un 15% cuando se trata de niños.

4 cosas que pueden agravar una quemadura severa

  1. 1. Aplicar pasta dental, mantequilla, hielo, cualquier tipo de medicina, algodón o bandas adhesivas. Todo lo anterior puede interferir con el proceso de sanación.
  2. 2. Ofrecerle agua o comida a la víctima. Cuando se trata de quemaduras severas, no debe ofrecer a la persona lastimada nada para ingerir.
  3. 3. Sumergir la quemadura en agua fría o aplicar compresas frías. Esto puede causar un estado de shock en la víctima.
  4. 4. Toser o respirar cerca de la herida, podría contaminarla y aumenta el riesgo de una infección.

¡POR FAVOR NO LO HAGA!

¿Que haría un experto ante una quemadura?

Hasta hace pocos años, las quemaduras con una extensión cercana al 30% del cuerpo de la víctima tenían como desenlace su fallecimiento (por deshidratación, fallo multiorgánico o infección generalizada). Los avances en medicina han conseguido que en la actualidad, incluso pacientes con una afectación cercana al 100% sobrevivan, especialmente si las acciones de atención de quemaduras son aplicadas de forma correcta.

Cuando una persona se quema, es instintivo querer tratar sus heridas de forma inmediata. Es muy importante que sepa y recuerde, que los primeros auxilios en algunos casos pueden causar más daño que bien a la víctima y complicar las lesiones. Los primeros auxilios deben prestarse siguiendo un orden determinado:

  1. 1. Proteger a la víctima: Como primer paso se debe alejar a la persona afectada del peligro, tomando las medidas necesarias para no verse afectado por esta acción. Si por alguna razón terminados heridos difícilmente podremos asistir a la persona accidentada.
  2. 2. Alertar a los servicios de emergencia: Luego se debe contactar a los servicios sanitarios (médico, ambulancia…), es importante tratar de mantener la calma e indicar de forma precisa el lugar del accidente.
  3. 3. Socorrer al afectado: Finalmente, procederemos a actuar sobre la persona accidentada. Se debe hacer una evaluación de la víctima, reconociendo sus signos vitales: Conciencia (hablarle para saber si está consciente), Respiración y Pulso (de preferencia en la carótida), siempre por este orden.

 

Cuando se vaya a ofrecer socorro a una víctima de quemaduras, los paramédicos y expertos en seguridad aconsejan seguir estas recomendaciones:

  1. 1. Si la ropa de la persona está en llamas, impida que corra porque se avivan las llamas. Lo recomendable es que cubra a la víctima con una prenda de abrigo amplia o la acueste en el suelo y la haga rodar sobre sí misma. Si no es posible quitarle la ropa, debe verificar que no haya materiales ardiendo cerca. No retire la ropa que esté adherida a la piel.
  2. 2. Retire en lo posible anillos, cadenas y otras piezas de joyería antes de que inicie el proceso inflamatorio producto de las quemaduras.
  3. 3. Si la víctima tiene afectadas las vías respiratorias, no colocarle una almohada ni similar debajo de la cabeza.
  4. 4. No dejar sola a la víctima hasta que arriben los servicios de emergencias.

 

Los niños menores de 4 años y los adultos de más de 60, tienen una mayor probabilidad de presentar complicaciones y muerte a causa de quemaduras graves, debido a que su piel tiende a ser más delgada que en otros grupos de edades.

¿Quienes somos?

Somos una organización líder en el mercado, conformada por un equipo multidisciplinario con amplia experiencia en la capacitación de equipo humano, en todo lo realtivo a Seguridad Industrial, Salud Ocupacional y Bienestar Laboral.

Nuestros instructores cuentas con reconocidas acreditaciones nacionales e internacionales, que avalan sus conocimientos y trayectoria en el área.


San Francisco, PTY
+507 830-5927
info@safetyxpertise.com

¿Quién está en línea?

En este momento no hay usuarios online
Creado con Symvoli learning

Menús de configuración en el Panel de Administración

X