5.1. Procedimiento en caso de incendio

Prevención y extinción de incendios

en caso de quedar atrapado:

Recostarte o permanecer lo más cercano posible al piso, para así evitar la inhalación de gases tóxicos, evitar el calor y aprovechar la mejor visibilidad.

  •     - Localiza la ruta de evacuación o trata de entrar a una oficina o cuarto que tenga ventanas que den a la calle.
  •     - Si te encuentras lesionado, guarda la calma, de ser posible y si sabes cómo hacerlo, aplícate los primeros auxilios, grita pidiendo ayuda.
  •     - Arrástrate tratando de alcanzar la ruta de evacuación y no te alejes de la misma, esto facilitará tu localización ya que durante un incendio, los bomberos siguen esa misma ruta pero en sentido contrario por lo que existen mayores posibilidades de encontrarte.

Si otras personas resultan intoxicadas o lesionadas:

El primer paso será mantener la calma, con tu actitud ayudarás a la victima.

  •     - No hagas comentarios sobre la situación real de las lesiones de la víctima o respecto al incendio.
  •     - Pide ayuda e indica su situación.
  •     - No abandones a la persona lesionada.
  •   - Durante un incendio, cuando ocurre una lesión grave, un método para mover a la víctima hacia un lugar seguro es limitando sus movimientos, arrastrándola por medio de sus ropas o utilizando sábanas, cobijas, cortinas o pedazos de alfombra.

auxiliar a una persona en llamas

El primer paso para ayudar a una persona que se está incendiando es detenerla si está corriendo para que sea más sencillo auxiliarla.

  •     - Apagar el fuego con una prenda de vestir o hacerla rodar por el piso. La persona deberá girar sobre su propio cuerpo, protegiéndose el rostro con las manos. También se puede utilizar agua, arena o tierra.
  •     - Cubrirla con una manta. El contenido de un extintor es altamente tóxico para el ser humano.
  •     - Si la persona se ha incendiado el cabello, cubrir el rostro de manera muy rápida para sofocar el fuego y retirar la manta inmediatamente para evitar la inhalación de gases tóxicos.
  •     - Una vez apagado el fuego, se debe aflojar y retirar las ropas que no estén adheridas a las lesiones. ¡Ojo! Es importante solo retirar aquellas prendas que NO estén en las partes lesionadas. Asimismo, se deben sacar cuidadosamente los accesorios, como anillos, pulseras, reloj, etc.
  •     - No romper las ampollas para evitar infecciones y mayor incomodidad.
  •     - Enfriar el área quemada durante varios minutos con agua a temperatura ambiente. No aplicar presión en las quemaduras. No usar hielo para enfriar la zona quemada, ni pomadas o cremas porque pueden hacer que el tratamiento médico demore.
  •     - La persona que sufrió las quemaduras debe beber abundante líquido, siempre y cuando esté consciente. Finalmente, llevar a la víctima a un centro médico o esperar que llegue el personal médico.

X