4.1. Métodos de extinción de incendios

Prevención y extinción de incendios

Una vez que sabemos cómo se inicia y desarrolla un fuego (química y comportamiento del fuego), y qué tipos de combustibles tenemos (clases de fuego), podemos entender cómo se puede extinguir un incendio.

Lo único que hay que hacer es retirar uno de los cuatro componentes que conforman el tetraedro del fuego.

1. Eliminación del Combustible

Este método, conocido también como SEPARACIÓN, es el ideal a usar en los comienzos de cualquier incendio, retirando el combustible no afectado, de tal forma que el fuego alcance pocas dimensiones, pudiendo apagarlo fácilmente o incluso extinguiéndose él solo, por inanición, cuando no tenga nada más que quemar.

El fuego necesita para su mantenimiento de nuevo combustible que alimenta las llamas. Si el combustible es eliminado de las proximidades de la zona donde está el incendio, éste se extingue al carecer de la sustancia que lo alimenta.

Es importante tener presente que no siempre es práctico ni posible utilizarlo.

Esto puede conseguirse:

    - Retirando el material que está por quemarse.

    - Traspasando el líquido inflamable a otro recipiente.

    - Cerrando la llave del líquido o gas inflamable.

Este método es el ideal para la extinción de incendios de gases, ya que si se puede cortar el suministro de gas se apagará el fuego. Se debe conocer todas las válvulas que hay, para poder localizarlas rápidamente y cerrar la más cercana a la fuga.

¡Esta medida es peligrosa en caso de un fuego en etapa de incendio!

Extinción de Fuego - Separación
Extinción Fuego - Sofocacion

2. Eliminación del oxigeno

El método de  SOFOCACIÓN consiste en eliminar la fuente de oxígeno del fuego.

Se logra cubriendo el material combustible con polvo, arena, espuma, proyectando a gran presión una sustancia extintora que disminuya la concentración de oxígeno, o eliminando el contacto del combustible con el aire usando un elemento no combustible, por ejemplo con una tapadera o una manta ignífuga en una sartén.

La combustión se alimenta de grandes cantidades de oxígeno; precisa, por tanto, de la afluencia de oxígeno fresco a la zona de fuego.

Esto puede evitarse:

    - Eliminando el contacto combustible-aire cubriendo el combustible con un material incombustible (manta ignífuga, arena, espuma, polvo, tapa de sartén, etc.). Por ejemplo, vela encendida, se tapa con un vaso; sartén encendido se tapa.

    - Evitando que el oxígeno fresco pase a la zona de fuego cerrando puertas y ventanas.

    - Otra forma es desplazando el aire que rodea el incendio. Esto es lo que hace el CO2, ya que pesa más que el aire y lo sustituye al proyectarlo sobre la base de las llamas.

¡Importante!... El material a utilizar para sofocar el fuego, debe ser de un material que no sea inflamable.

3. Eliminación del calor

El ENFRIAMIENTO es el medio más efectivo para extinguir fuegos, sobre todo de clase A, mediante la eliminación del calor, enfriando el combustible utilizando algún producto que, como el agua, absorba el calor del combustible incendiado.

Para aplicar eficazmente este método es necesario tener en cuenta la forma en que se transmite o propaga el calor.

De la energía o calor que se desprende en la combustión, parte se disipa en el ambiente y parte inflama nuevos materiales combustibles haciendo que el incendio se propague. Por ello, es necesario eliminar esta energía cuanto antes, lo que puede hacerse arrojando sobre el fuego sustancias que por descomposición o cambio de estado absorban energía o enfríen los materiales.

El agua, o su mezcla con aditivos, es prácticamente el único agente capaz de enfriar notablemente el fuego, sobre todo si se emplea pulverizada.

Extinción Fuego - Enfriamiento
Extinción Fuego - Inhibicion

4. Eliminación química de la llama

La INHIBICIÓN o interrupción de la reacción en cadena, se consigue arrojando sobre la llama un producto químico capaz de combinarse con los vapores producidos por la descomposición del combustible ardiendo, para impedir su reacción con el oxígeno. 

El fuego se extingue por inhibición, desactivando químicamente los radicales libres intermedios interponiendo moléculas del agente extintor entre las especies reactivas. Ambos efectos provocan la no continuidad de la reacción en cadena.

Esto es lo que hacen los extintores portátiles, que son de obligatoria instalación en edificios, establecimientos públicos, y empresas.

X