3.2. Prevención de incendios

Prevención y extinción de incendios

La prevención de incendios es un objetivo en el que pueden y deben participar activamente tanto los bomberos, como los propietarios (o responsables) de los edificios y establecimientos, además de los inquilinos o habitantes de dichas instalaciones.

La mayoría de los incendios son causados por descuidos o por accidentes domésticos. Muchos de ellos son evitables si se siguen unas normas básicas, y sobre todo, si en el medio laboral y doméstico se presta especial atención a cualquier tema relacionado con el fuego.

Medidas de prevención

Algunas de las medidas de prevención más básicas que se deben tomar son:

Zona de seguridad

Mantener una zona de seguridad (sin combustibles) alrededor de los aparatos eléctricos.

Área de trabajo

Mantenerla limpia y ordenada. La suciedad, los derrames de líquidos y materiales como virutas, papeles y cartones pueden originar fácilmente incendios.

Conexiones eléctricas

No sobrecargar las conexiones eléctricas (enchufes), ya que pueden saltar chispas a materiales inflamables.

Libre Acceso

No obstaculizar en ningún momento los recorridos y salidas de evacuación, así como el acceso extintores, bocas de incendio, cuadros eléctricos, o pulsadores de alarma.

Reportar anomalias

Si detecta cualquier anomalía en las instalaciones eléctricas o de protección contra incendios, comuníquelo al responsable del área afectada.

Revisión final

Inspeccionar su lugar de trabajo al final de la jornada laboral. Si es posible desconectar los aparatos eléctricos que no se necesiten mantener conectados.

NOTA IMPORTANTE

Estas medidas deben ser observadas siempre, pero son de vital importancia cuando se van a efectuar operaciones "en caliente", es decir, con llamas abiertas, objetos calientes, chispas mecánicas o arcos eléctricos, normalmente por operaciones de mantenimiento mecánico y soldadura.

X