3.1. Causas de incendio

Prevención y extinción de incendios

Ya sabemos que para que se origine un incendio debe existir un comburente, combustible, una fuente de calor, provocando una reacción.

Un incendio puede tener su origen de manera accidental a causa de negligencia del hombre o puede ser ocasionado de manera intencional. Las causas mas frecuentes son:

La acumulación de desperdicios industriales, y la colocación de los trapos de limpieza impregnados con aceites, hidrocarburos, ó grasas, en cualquier parte. Los casos típicos son:

    • Dejar trapos con aceites, hidrocarburos, ó grasas en cualquier lugar, y no en un recipiente metálico cerrado y con tapa.
    • Permitir que los desperdicios industriales, malezas, etc., se acumulen en el área de trabajo.
    • Permitir el desorden y la falta de aseo en el área de trabajo.

Las causas más comunes de incendios asociadas a equipos eléctricos son:

  • Cortocircuitos debido a cables gastados, enchufes rotos, etc.
  • Líneas recargadas, por excesivos aparatos eléctricos conectados y/o por gran cantidad de derivaciones en las líneas, sin tomar en cuenta la capacidad eléctrica instalada.
  • Mal mantenimiento de los equipos eléctricos.
  • Fluctuaciones eléctricas: Este fenómeno es común en zonas donde los rayos son una causa frecuente de las fluctuaciones del voltaje en la línea. Para estos casos todo aparato eléctrico debe conectarse a un regulador de voltaje.

Un incendio puede iniciar cuando accidentalmente un sartén con aceite se inflama y las llamas alcanzan una campana extractora en la que hay restos de grasas acumulados.

Otra causa común de incendios en la cocina son los sistemas de abastecimiento de gas propano deteriorados, o con falta de mantenimiento.

Son causantes de un buen número de incendios, especialmente en personas que tienen la costumbre de fumarse el último cigarro del día en la cama, y se duermen antes de haberlo apagado por completo.

Tienen un efecto decorativo que a muchos agrada, pero también hay que acordarse de apagarlas si no vamos a estar en la misma habitación, o si tenemos que salir de casa. Un golpe de aire podría hacerlas caer y dar lugar a un incendio.

Las partes móviles de las maquinas, producen calor por fricción ó roce. Cuando no se controla la lubricación, el calor generado llega a producir incendios. 

Los sistemas de aire acondicionado pueden causar incendios cuando:

  • Un cortocircuito en el cableado que hace que el aparato se sobrecaliente y posteriormente se incendie.
  • Cuando el controlador del aire presenta goteo aumenta el riesgo de corto circuito al acumularse agua en la parte inferior del equipo.

No dejar encendedores, perfumes, aerosoles, entre otros, dentro del auto, ya que el calor puede dar inicio un incendio.

X